Shinigami wo Tabeta Shoujo 17

|Traductor: Katve| |Corrector: RusstyBM|

MAS QUE BONITAS MEDALLAS, QUIERO DELICIOSA COMIDA

 

[ Campamento del Ejército de Liberación, Línea frontal. ]

La moral de los generales se elevó, y todos se entusiasmaron, diciendo que mañana sería el día en que caería Belta.
Diener, más conservador, estimó que la operación de asedio terminaría después de una semana.
Si ignoraban las bajas y los asediaban celosamente día y noche, incluso podría caer de inmediato, pensó, pero no había necesidad de presionarse. Ahora que habían llegado hasta aquí, incluso si se equivocaba al final, no cambiaría nada.
El foso estaba siendo llenado mientras las catapultas apoyaban a la infantería. Entonces, una vez que pudieran usar las torres de asedio y los arietes, tendrían instantáneamente la superioridad.
Sin ningún signo de que podrían venir refuerzos enemigos en este momento, ellos incesantemente solo hacían un ataque frontal. Presionaría las voluntades de los soldados enemigos, provocaría un colapso interno y les haría abrir las puertas desde adentro. Ahora que tenían éxito en convertir a numerosos traidores, la rendición del castillo era solo cuestión de tiempo.

『 Señor Diener, parece que la operación de asedio progresa como planeó en un principio. Nuestros subordinados también están aumentando su moral. 』

El veterano general Behrouz saludó a Diener. Sobresaliente en tácticas inteligentes, Behrouz fue el centro de todos los generales del Ejército de Liberación.

『 Mmm. Todo va de acuerdo con el plan. En un futuro no muy lejano, tal vez, las puertas se abrirán. 』

El Castillo de Belta que se mostraba en el mapa… estaba completamente rodeado por piezas del Ejército de Liberación de los cuatro lados.

『 Después, solo tenemos que prestar atención a un ataque desesperado del enemigo. No sabemos lo que hará un enemigo acorralado. Tenemos que mantener una vigilancia constante. 』

『 Eso es cierto. En un momento, planeo debilitar solo un lugar en nuestro cerco. Si nos aventuramos a mostrar una apertura, atraeremos al enemigo. 』

Las piezas dispuestas en el lado este del castillo fueron retiradas.

『 Ya veo. Tiene la intención de desplegar tropas de emboscada en su camino de retirada. Incluso si lo saben, si el enemigo planea escapar tendrá que arriesgarse. Quedarse solo será esperar a ser aplastados. 』

『 …… Aquí, planeo matar a la rumorada Diosa de la Muerte. Debido a que se ha convertido en una existencia constantemente peligrosa, incluso si tengo que recurrir a la fuerza, haré que se vaya del castillo. Esa unidad de caballería definitivamente planeará escapar en la caída del castillo. En su camino de retirada, pueden ocultarse y marchar, pero hay un área perfecta de bosques. Deberían estar pasando por ese lugar. Los abordaré allí. 』

Él mostró con su mano la ruta en el mapa; luego golpeó el punto designado. Él tendería una emboscada a los soldados en su camino de retirada, y acabaría de un solo golpe a la indefensa caballería. El enemigo sin duda se movería por la noche. Su campo de visión se oscurecería, y no notarían a las tropas en una emboscada. No importa cuán fuerte pueda ser según los rumores, estaba limitada a ser una simple humana. Si él la aplastara con superioridad numérica, podría matarla innegablemente. No importa qué tipo de heroína fuese ella.

『 La Diosa de la muerte, su nombre era Schera Zade, si no recuerdo mal. Una mujer atrevida y resuelta, joven y despiadada. Me encantaría verla una vez. 』

Behrouz dijo en broma.
Sin embargo, sus ojos no se estaban riendo. Muchos de sus colegas habían sido asesinados, y él estaba rechinando los dientes. Perder a Borjek y Voleur fue doloroso. Como oficiales con una gran experiencia, llevarían a cabo el importante papel de guiar a la próxima generación. Esa Diosa de la Muerte, simplemente había destruido eso.

『 Aunque desafortunadamente, esa oportunidad nunca llegará, espero. Haré que esa Diosa de la Muerte vuelva urgentemente a su antiguo mundo. Un moribundo reino no necesita algo como un héroe. 』

Diener declaró, y él dirigió su mirada hacia el Castillo de Belta.
El granizado de piedras continuaba incluso ahora. Los contraataques del enemigo fueron disminuyendo gradualmente.

Todo iba bien.

*****

Habían pasado seis días desde el comienzo del asedio. Como era de esperar, los refuerzos no habían llegado. El foso se estaba llenando minuto a minuto.

[ Castillo de Belta: Sala de oficiales ]

Schera había recibido una invitación de David y estaba disfrutando festivamente de una cena extravagante y elegante. Esto fue gracias a que quería recompensarla y demostrar que él valoraba su trabajo del otro día. Cuando él le preguntó qué quería, ella respondió sin vergüenza, “comida deliciosa”.
David, que no tenía apetito, miraba a la mujer consumir la comida ante sus ojos e involuntariamente, sonrió irónicamente.

『 Mayor Schera, ¿está delicioso? 』

『 Sí… Sabroso. 』

Ella respondió sin levantar la cara. Ella no estaba usando su armadura o guanteletes en este momento. Sin embargo, su arma estaba junto a ella.

『 Ya veo, eso es bueno. Esto es algo que nuestro mejor chef hizo. Deberías degustarlo lentamente. 』

『 ¡Señor-! Entendido. 』

『 Está bien si no hablas mientras comes. Come tranquilamente. 』(R: Omega good job)

Ella asintió y cortó la carne con el cuchillo. Era la carne de la rara vaca de “Colonia” una región al noroeste del Reino. La comida elaborada con ella era algo que los plebeyos nunca podrían ni siquiera imaginar comer.
Mientras saboreaba la salsa, Schera tiraba trozos de bistec en su boca que no dejaba de masticar. Además, se presentaron cosas como fruta tomada de la Unión y vino del Imperio. Fue, por así decirlo, una mesa de la nobleza de clase alta. Schera estaba insaciablemente devorando todo.
En este momento esta niña que parecía tener la misma edad que su propia hija no le parecía en absoluto como una temida Diosa de la Muerte.
David estaba mirando la escena de la cena con profundo interés.

Allí, en ese momento un intruso irrumpió.
Era un hombre de la nobleza que lideraba diez de sus propias tropas. Era un hombre que le hizo favores a David y obtuvo el puesto de oficial administrativo.
Señalando triunfalmente su espada desenvainada, tenía una sonrisa vulgar. Schera no le prestó atención y continuó comiendo. Desde su perspectiva, solo podían ver su pequeña espalda.

『 Me preguntaba quién era; si no es el oficial administrativo Asar. Qué raro es verte a ti sostener algo así como una espada, ¿qué pasó? 』

Preguntó David con los ojos en blanco, y el hombre llamado Asar resopló.

『 Hmph, eso es evidente. Me rendiré ante el Ejército de Liberación y presentaré la cabeza de Su Excelencia. La princesa Alturia estaba originalmente conectada a la familia real. Ir a servirla no tiene nada de malo. 』

『 ¿Y entonces viniste todo el camino hasta aquí? Realmente te he preocupado.』

David inclinó la botella de vino. Schera apuñaló una fruta con su tenedor. La fruta era verde, y se había cortado en pedazos uniformes, del tamaño perfecto. Ella se lo comió, y fue realmente dulce.

『Qué extraño de usted, Su Excelencia. Tener a esta pequeña niña de dios sabe dónde sentada a su mesa. Como autor de la Atroz masacre de Tenang, debes portártelo hasta el final. 』

Asar dio la señal, y un soldado se acercó a la mesa.

『 ¡Oye, esta no es la situación para comer con despreocupación! 』

Después de golpear fuertemente la cabeza de Schera, él tiró el mantel de manera arrogante. Los cubiertos ordenados, así como la comida, cayeron y se esparcieron por el piso. Las botellas de vino se rompieron y los líquidos fluyeron a los pies de Schera. En las manos de Schera solo quedaban un tenedor y un cuchillo.

『 Me sentí extremadamente abatido por usted, Su Excelencia David. Yo, arriesgando mi propia vida, te serví hasta aquí porque estaba seguro de que estaría yendo por el camino hacia el éxito. No hay valor en un noble arruinado. Sin embargo, por lo que escuché tu cabeza todavía tiene un valor. Por lo tanto, como consuelo por servirte hasta ahora, he venido a pedir tal cosa. Si puede simpatizar conmigo, Señor David, ¿me la entregará sin resistencia? 』

Bromeó Asar, haciendo un movimiento cortando su propio cuello. Mientras reunía sus propias tropas, había pensado que había sido lento, pero su objetivo aún estaba presente, y se sintió aliviado. Había estado preocupado de que esos otros muchachos se hubieran adelantado a él.
Pero esa era una ansiedad innecesaria. Los otros oficiales administrativos también inesperadamente tenían las manos ocupadas, al parecer. En ese caso, no se contuvo, y él, Asar, reclamaría su premio. Él instruiría a sus soldados a ‘matar’. Una vez hecho esto, tendría que abrir las puertas y dejar entrar al Ejército de Liberación. Todavía quedaba trabajo por hacer, ya que no eran pocos los tipos que se dedicarían al Reino hasta el final.

『 Señor Asar. ¿Qué hacemos con esta niña? Ella parece ser una molestia, así que ¿puedo matarla? 』

El soldado agarró al pelo ligeramente tembloroso de Schera. Ella temblaba de miedo, al parecer. Eso despertó el corazón sádico del soldado.

『 Parece que Su Excelencia la favorece. Probablemente tienes esos gustos. Mátalos a ambos. 』

『 ¡Señor! ¿Oíste, eh? Dijo que podía matarte. Jeje, ¿con qué cara morirás…? ¡¡AHH!! 』

En el momento en que la cara del soldado se acercaba, Schera se volvió y le clavó el cuchillo en la cara y lo hirió profundamente. Sin preocuparse por lo mucho que luchó, apuñaló, una y otra vez. Aullidos espantosos resonaron por toda la habitación.

『 Oye … mi preciada comida se ha convertido en un desastre gracias a ti. hey, ¿estás escuchando? 』

Mientras tomaba el chorro de sangre, Schera preguntó cerca de sus oídos. Como no hacía más que gritar, ella le clavó el tenedor en la coronilla y lo arrojó contra la pared. Después de un sonido suave y ligero, la habitación finalmente se volvió silenciosa. David, frotándose la barba con exasperación, también se había visto salpicado de sangre.

『 ¡¿Q-qué pasa contigo …! N-no, espera. ¡¿Es la Mayor Schera?! 』

『 Está bien. Todo acabó para ti. Su Excelencia David me ordenó que lo hiciera… Él me dijo que lidie con la escoria que decidió traicionar el Reino. Como agradecimiento, él me sirvió esta comida. 』

Cogió un trozo de carne que había caído al suelo y se lo comió. Los jugos de la carne se derramaron dentro de su boca, y luego, surgió un rico sabor a hierro.

『 Es Schera la Diosa de la muerte. Oye, ¡Nadie me dijo nada sobre esto! ¡Eres un noble de mierda! ¿No es esto diferente de lo que dijiste? 』(R: JKAJAJAJAJA ALV WEY)

Gritó indignado un oficial. Él sabía de la fuerza de Schera, él había estado en la unidad de David en el puente. Seguramente no podrían ganar. El terror lo atravesó con solo mirarla.
Antes de que fuera capturado por la diosa de la muerte, tenía que escapar. Inmediatamente.

『 ¡S-silencio! ¿Sabes a quién le hablas? ¡De todos modos, nuestra oponente está sola. Rodéenla y mátenla 』

『 ¡Idiota! ¡Puedes decir esa mierda porque no conoces su fuerza! Incluso si tuviéramos cien, no podríamos ganar. ¡No es posible que ganemos contra un monstruo! Al demonio con esto, estoy fuera. ¡Vámonos! 』

『 Sargento… ¡por favor espérennos! 』

Los soldados estaban luchando por salir de la habitación. A pesar de que habían desertado para sobrevivir, si la diosa de la muerte se interponía ante ellos, no había nada que hacer. “Vida sobre el mérito” este fue un pensamiento compartido para ellos.

『 ¡Espere! ¡Oye! ¡¡¿Estás desobedeciendo mis órdenes?!! ¡Dije que esperaras! 』

Él fue a correr tras ellos, cuando algo fue arrojado a su espalda. Su postura flaqueó y cayó de rodillas en el suelo, sus ojos se encontraron con algo: era un oficial administrativo, que había sido su colega hasta hace un tiempo. Además, un oponente contra el que estaba compitiendo ferozmente por las promociones en la camarilla de David.

『 Hola, ¡hola! 』

『 Funcionario Asar. Eras el más lento que conozco. Otros llegaron incluso antes. Sin embargo, no esperaba que hicieras las mismas tonterías y obtuvieras el mismo resultado. Realmente me decepcionaste. Ven, echa un vistazo. Este es el final de los traidores.

David se puso de pie y pateó numerosas esferas que estaban ocultas debajo de la mesa.
Al verlos, Asar se ensució de un miedo inconmensurable. Eran cabezas humanas.

Schera agarró su guadaña en el suelo y comenzó a caminar hacia Asar, mientras doblaba el cuello, muy irritada.

『 Wa, espera por favor. P- perdóname. Si es dinero, puedo dártelo. ¡Mayor Schera, te lo suplico! Oh, sí, mata a David, ¡no a mí! Ven conmigo al Ejército de Liberación y… 』

『 ¿Te vas con el Ejército de Liberación dices? Ahaha-, qué cosas tan divertidas dices. Bueno, entonces, dado que pude escuchar una charla tan interesante, ¿supongo que ya es hora? 』

Ella sonrió con el rostro manchado de sangre, apuntando hacia Asar que berreaba, y lo decapitó. David asintió, aparentemente satisfecho, y tragó su vino que tenía algo rojo mezclado.

『 Mayor Schera, voy a pedir disculpas por mis comentarios precipitados de antes. Así como así, me disculpo. 』

David bajó la cabeza. Schera lo estaba mirando sin ningún sentimiento en particular.

『 Tú, escapa de este castillo. Sidamo también te ha pedido que lo hagas. Me atrevo a decir que el foso se llenará mañana. Si eso sucede, no podremos resistir. 』

『 ¡Señor, entendido! 』

『 Me quedaré aquí, pero planeo escapar con los soldados que puedan moverse. El comando ha sido confiado al mayor Konrad. El plan incluirá tanto a usted como a él. Pruébalo mañana por la noche. 』

『 Yo, la mayor Schera ¡entiendo! 』

『 Puedes retirarte. Espero que la fortuna te acompañe. 』

Schera saludó, limpió la sangre de su guadaña y se fue. En la habitación donde el olor a sangre estaba impregnado, David cerró los ojos por un momento.

*****

[ Día siguiente ]

El foso estaba completamente lleno. El verdadero asedio comenzaba ahora.

『 ¡TORRES DE ASEDIO COMIENCEN EL AVANCE! ¡DISPAREN A LOS ARQUEROS! 』

Las torres de asedio avanzaron hasta el punto débil del Castillo Belta y comenzaron un furioso asalto.

『 ¡Apunten! ¡¡Fuego!! 』

Desde el interior de la torre mientras estaban a cubierto, comenzaron a disparar contra los arqueros de la muralla. Habiendo perdido la gran ventaja que suponía su posición, los arqueros del Reino estaban muriendo uno por uno. Aún así, no podían refugiarse. Si descendían de las murallas del castillo, las torres de asedio enviarían tablas. La infantería irrumpiría desde allí en sucesión. No podrían detenerlos si eso sucediera. Por lo tanto, tuvieron que defender las paredes del castillo hasta la muerte.

El lado sitiado no solo tuvo que prestar atención a las torres de asedio, sino también debajo de ellas. También existía la posibilidad de que el enemigo montara escaleras de cuerda y escalaran las paredes por la fuerza. Había más necesidad de concentrar el fuego para que las compuertas no fueran rotas por los arietes.

『 ¡ABSOLUTAMENTE NO DEJE QUE ROMPAN LA PUERTA! ¡¡NO ENTREGUE A BELTA AL EJÉRCITO REBELDE!! ¡¡MUESTRENLE LA TENACIDAD DEL CUARTO EJÉRCITO!! 』

La voz del comandante de la guarnición sonó en vano. El espíritu de los defensores ya estaba al borde del colapso. En tales situaciones, hubo casos en que los soldados se levantaron contra la severidad de sus oficiales.
Pero eso sería difícil ahora debido al ex noble, David. Más importante que cualquier cosa, era que no había salido ni una vez del edificio principal. No había forma de que se levantara la moral si su comandante se ocultaba.
Schera le había confiado el trabajo de comandar a Katarina, y ella estaba discutiendo con el mayor Konrad. Era sobre el plan de escape que se ejecutaría esa tarde. Konrad era la imagen misma de un hombre grosero, y no hablaba más de lo necesario.

『 Mayor Schera, soy Konrad, recién nombrado Mayor del Cuarto Ejército. En cuanto al plan, lo llevaremos a cabo al mismo tiempo esta tarde. Por lo que puedo ver desde lo alto, parece que el cerco ante la puerta este está débil. En consecuencia, vamos a abrirnos paso desde la puerta este y retirarnos a la Fortaleza Roshanak en el Área de Canaan. 』

Interpuesto entre el Área de Belta y el Área de la Capital Real se encontraba el Área de Canaán.
Estaba rodeada de montañas empinadas, y había que pasar por Canaan para llegar a la capital real. Después de atravesar la carretera principal, solitaria, se extendían las expansivas Grandes Llanuras, y en su centro se encontraba Blanca, la Capital Real.
Canaán en sí era una tierra estéril, y de la agricultura no se podía esperar mucho. Como no tenía una industria especial de la que hablar, era una zona pobre con poca población. Incluso si uno lo atacara, no habría ningún beneficio. Sin embargo, uno tenía que pasar por ahí si se apuntaba hacia la Capital Real.

『 Y entonces, ¿qué debería hacer mi caballería? 』

Como Konrad era del mismo rango que ella, Schera se detuvo con las fatigosas formalidades. Ella balanceaba los pies mientras masticaba frijoles. A Konrad no le importaba particularmente.

『 Mantenernos como la vanguardia, o ser la retaguardia. De cualquier manera, probablemente sea una dura batalla. Iré en la posición que sea, no me importa cuál. 』

Si tuvieran que aprovechar al máximo su movilidad, sería correcto ser la vanguardia y al instante huir, pero, lamentablemente, el enemigo, de hecho, estaría esperándolos. Debido a las emboscadas, las bajas podían ser enormes.
Entonces, en cuanto a si se fueran como la retaguardia, eso sería otro infierno, ya que había una gran posibilidad de estar rodeado de refuerzos enemigos del norte y del sur. Sería el final para ellos si dejaran de moverse, y definitivamente serían aniquilados. No hace falta decir que la retaguardia tenía una probabilidad muy alta de morir.

『 Entonces, ¿lo decidiremos así? Estoy bien con cualquiera. 』

De cualquier manera, ella no haría nada más que golpear al Ejército de Liberación. Lo que ella haría no cambiaría. En uno de los frijoles en su mano, ella dibujó una ‘x’ con su uña. Otro fue dejado sin marcar. Después de mezclarlos, ella tomó uno en cada mano y se los tendió a Konrad.

『 ……Demonios. 』

『 El que tiene la x es la vanguardia. Tu suerte será probada. Buena suerte. 』

Entretenida, Schera sonrió alegremente y presentó dos destinos separados.

*****

El sol se puso, y el Ejército de Liberación retiró a sus soldados. Ninguna ofensiva vino. Lo más probable es que hayan planeado escapar. El Ejército de Liberación no quería desperdiciar soldados, al parecer.
Deslumbrantemente arrojando luz, las antorchas comenzaron a envolver el silencioso Castillo de Belta. La última noche había llegado. Mirando los alrededores desde la pared del castillo intensamente dañada, las antorchas en el lado este parecían ser menos. Más allá había bosques, y un camino que continuaba hasta Canaán. Sería un duro camino.

Bajo las órdenes de Konrad y Schera, se reunieron 5.000 soldados del castillo de Belta. Algunos heridos pero capaces de moverse como mínimo, esta cantidad era todo lo que se podía reunir. Las personas que no tenían ganas de escapar permanecieron dentro del castillo.
El Cuarto Ejército que se jactaba de su majestad era ahora una sombra de lo que era. Ahora no había otros soldados además de estos que pudieran moverse. Tan pronto como la fuga fuese exitosa, los que quedaran abrirían las puertas y se rendirían.
David se había negado fuertemente a escapar, y se quedó solo en el edificio principal. El oficial administrativo en jefe se encargó de quemar los documentos importantes. Arrojó toda su gloria pasada a la chimenea, y al final probablemente tomaría veneno.

Konrad envió a Schera la señal. Schera levantó su guadaña en respuesta. Se podía escuchar a alguien tragando saliva. Si fueran a correr, esta era su última oportunidad. Ellos absolutamente no debían detenerse.

Pero, en ese momento, una explosión rugió dentro del castillo. Desde el edificio principal, comenzaron a surgir zarcillos de llamas.
Excepto la Puerta del Este, todas las puertas se abrieron, y el Ejército de Liberación, que estaba cansado de esperar, inundó el interior. Parecía que algunos desertores hicieron esto. No iba haber otro momento para obtener logros más que este.

『 ¡Abran las puertas del castillo! 』

Konrad rugió desde lo alto de su caballo, y se abrió la última puerta.

『 ¡¡Unidad de Konrad, comiencen el avance!! ¡Todos los miembros adelante! ¡¡ADELANTEEEEE!! 』

『 ¡¡UAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHH!! 』

La infantería que levantaba la bandera del Cuarto Ejército comenzó la carga. Todos y cada uno de ellos estaba cansado. Hubo personas que pronto planearon arrojar sus espadas y desertar en la otra dirección. Desde la Puerta Este, todos tenían pensamientos diferentes, y se dispersaron en todas direcciones.
Los que siguieron las instrucciones de Konrad fueron simplemente 1,000 hombres. Era la unidad directamente bajo su mando que él había estado liderando desde mucho antes. Que de alguna manera lograran mantener su moral intacta era gracias a la habilidad de Konrad. Con su comandante al frente, cargaron decisivamente, apuntando hacia los bosques…

*****

 

Schera sin embargo se detuvo. Su caballería no se fue al mismo tiempo. Ella tuvo una repentina premonición, y por alguna razón se detuvo.

『 Mayor, ¿no iremos? 』

El soldado de caballería con experiencia en arquería preguntó serenamente. La Caballería de Schera, bajo su bandera negra con el cuervo blanco, mantuvo una gran moral. Ellos sumaban 2,300 jinetes. El número había disminuido debió a muertes durante el asedio. Schera pensó que la muerte de sus camaradas era muy desafortunada. Que las personas que comían y disfrutaban junto a ella disminuyeran, definitivamente la hacía sentir sola. Pero, esto era la guerra después de todo; era inevitable. Schera comió las porciones que les habría correspondido.

『 ¿Ya es hora de que nos vayamos? Se ha vuelto mucho más brillante… 』

Las llamas ardieron ferozmente desde el edificio principal dentro del castillo, el lugar donde estaba David. Zarcillos de llamas se elevaron de cada puerta y ventana. No había nada que nadie pudiera hacer; Belta había caído.
Katarina informó:

『 Mayor, como pensé, el segundo teniente Vander no está aquí. Me temo que… No… Estoy segura de que él fue el desertor. ¿Lo eliminaremos y trataremos con él? Si lo hace, lo mataré yo misma. 』

『 Vamos a dejar eso para la próxima vez, hay otras cosas que debemos hacer ahora. 』

『 ¡Señor! 』

Schera sostuvo la guadaña que estaba colgando de su hombro hacia los lados. Ellos la buscarían.

『 Entonces, ¿vamos a ir también? 』

Preguntó un soldado de caballería, y Schera asintió. Los miembros de la caballería bajaron las viseras de sus cascos al mismo tiempo. A Schera no le gustaban los pesados ​​cascos que llevaban puestos. Sin prestar atención a las advertencias de los miembros de su grupo, ella se equipó una más ligera que le gustaba.

『 Mayor Schera, ¿sus órdenes? 』

Preguntó Katarina, que se subía las gafas. En su mano estaba su bastón listo.

『 ¡¡Cambio de planes, no solo huiremos!! ¡Síganme! 』

『 ¡¡Sigan a la Mayor Schera!! ¡¡Levantad las banderas!!

『 ¡¡SIIIIIIII, HASTA LA MUERTE!!

Espoleando a su caballo, Schera se lanzó hacia adelante. La caballería alzó sus lanzas con el negro estandarte de batalla y corrió ordenadamente detrás de ella. Los soldados enemigos de buen humor, que no esperaban enemigos, fueron pisoteados por la caballería y atacados con lanzas.
En la oscuridad, se desencadenaron sangrientos cuervos blancos.

*****

Una persecución tenaz del Ejército de Liberación había comenzado. Los soldados de Konrad se estaban quedando rezagados, comenzando primero por la gente sin resistencia, y estaban muriendo a manos de los soldados enemigos. Se deslizaron a través de la ofensiva del enemigo, y finalmente se refugiaron en el bosque. Luego, dispararon flechas contra ellos.

『 ¡Sabía que habría una emboscada! ¡No los confronten, sigan corriendo! 』

『 ¡P-pero! ¡Hay soldados enemigos en todas partes! 』

『 ¡Concentren el ataque en un área! ¡Debería haber una apertura, adelante! 』

Konrad sinceramente dio sus órdenes. En el medio de hacerlo también, estaba derribando flechas mientras balanceaba su espada.
¿Realmente habría algo así como una apertura? ¿No era esto un callejón sin salida? La inquietud lo estaba erosionando. A pesar de que sus números disminuyeron, la unidad de Konrad continuó la dura lucha.

*****
『 ¡No dejen escapar a ninguno! ¡¡Masacren a los soldados del Reino!! 』

『 ¡Si tomamos la cabeza del comandante enemigo, obtendremos una recompensa! ¡Absolutamente no se escaparán! 』

『 ¡Si se trata de la Diosa de la Muerte que se rumorea, se nos promete una gran recompensa y un ascenso a general! ¡Tenemos que matarlos y vengar a nuestros camaradas caídos! 』

Persiguieron a la caballería que huía frente a ellos. Sus oponentes estaban huyendo frenéticamente, y un contraataque no vendría. No hubo batalla así de fácil. La victoria estaba asegurada. Persiguieron a los soldados enemigos mientras sus bocas se doblaban cruelmente. Los matarían, tomarían sus cabezas y ganarían logros.

Ese instante. La caballería enemiga los enfrentó de la nada.
De repente habían bajado la velocidad y habían girado sus caballos. Confundidos por lo que estaba pasando, los perseguidores se detuvieron.
Aprovechando esa pausa, un jinete que empuñaba una gran guadaña los atacó instantáneamente.

『 ¡¡Es S-Schera, la Diosa de la Muerte…!! ¡CORR…! 』

La guadaña mordió la garganta del soldado que gritaba en el frente. Su propio cuerpo fue levantado. De su boca salió un grito irreal, y sus miembros se convulsionaron de un lado a otro. ¿Cuánto intenso era el dolor que lo estaba atacando? Los soldados circundantes ni siquiera pudieron comenzar a describirlo. Después de que alegremente, lo agitara fácilmente, ella lo tiró y se pasó la lengua por los labios.
La diosa de la muerte buscó a su siguiente presa, merodeando y abalanzándose. Giró su guadaña en todas direcciones, y la sangre comenzó a chorrear junto con sus oscilaciones. Después, la coordinada caballería pisoteó a la infantería del Ejército de Liberación que había estado persiguiéndolos.

『 ¡Qué estás haciendo-! ¡El enemigo está en medio de la retirada-! ¡Extiéndanse y rodéenlos, rodéenlos! 』

Un heroico jinete fue a atacar, pero su cabeza fue partida de un solo golpe. Casco, armadura, incluso el caballo, estaba dividido en dos verticalmente. Otro hombre ya no tenía la parte superior del cuerpo. El caballo con la parte inferior del cuerpo sobre él comenzó a deambular, como si buscara a su jinete.

『 Hey, ¡Hey! 』

『 ¿El próximo no vendrá? Cualquiera está bien. ¡Dense prisa y vengan a mí! 』

『 ¡A ella-! ¡Agótenla! 』

『 ¡Permiso para usar arcos! ¡Podemos derribarla si concentramos el fuego! 』

『 ¡No! ¡¿Quieres darle a nuestros hombres también?! 』

Los arcos no fueron útiles. Estaban demasiado cerca. Las flechas perdidas golpearían a sus aliados que los rodeaban.
Al ver que los perseguidores habían detenido su ataque, la Caballería de Schera comenzó a cambiar de rumbo nuevamente.
Marchando a una velocidad deliberadamente lenta con la que solo suplicaban ser atacados, la infantería los rodearía de nuevo, y luego comenzarían una masacre.
Cada vez, la cantidad de cadáveres aumentó. Tal vez el miedo se apoderó de ellos al ver esta calamidad, los refuerzos no llegaron. Nadie quería hacer algo como pararse ante la diosa de la muerte.

『 Es suficiente. Ir nosotros será inútil. Se lo dejaremos a los muchachos en el frente… 』

『 Ahhh, ¡M-monstruo…! 』

『 ¡Mierda! ¡No nos dijeron sobre tratar con la Diosa de la Muerte! 』

Después de que se repitieron tres masacres consecutivas, la unidad de persecución se dio por vencida. Esta era una batalla que se suponía habían ganado, ¿por qué tenían que morir? ¿Por qué fueron ellos los únicos que tuvieron que enfrentarse a este tipo de monstruos? Observaron impotentes cómo los cuervos blancos corrían hacia los bosques.

*****

『 ¡Mayor Schera! ¡Por delante de nosotros en los bosques, la unidad de Konrad está en combate! 』

『 Parece que fueron emboscados. Bien entonces, los golpearemos en los flancos. Está un poco oscuro, así que creo que tenemos que iluminar este lugar, Katarina!! 』

Schera decidió su objetivo mientras tomaba una posición con su guadaña. En su hoja estaba ensartado un lastimoso cadáver de un soldado enemigo.
Katarina envió poder mágico a ese cadáver usando nigromancia.

『 ¡Ya está! 』

『 ¡Bien, tomen esto-! 』

Agachándose, arrojó el cadáver. El cadáver fue arrojado a un matorral, donde parecía que los emboscadores estaban ocultos.
Katarina chasqueó los dedos, y el cadáver explotó, incendiando la espesura. Los emboscados sorprendidos saltaron precipitadamente, ante lo cual la Caballería de Schera los aplastó.

『 ¡Katarina, siguiente…! 』

『 ¡Déjemelo a mí! 』

Schera había obtenido muchos sacrificios. Ella los estaba recogiendo de la pila a sus pies y lanzándolos uno tras otro.
Cada vez que Katarina chasqueaba los dedos, una tremenda explosión tronaba y los soldados enemigos quedaban chamuscados. Cada vez, habría gritos y extremidades desgarradas volando por el aire.

『 ¡Mi caballería, carguen! ¡MATENLOS! 』

La unidad de caballería comenzó a cargar fielmente según la orden de Schera. Lanzas empuñadas desde la sombras ensartaron a varios soldados de caballería. Los jinetes ensartados, aunque vomitaban sangre, todavía se sumergían luchando en la masa de enemigos.
“Maten al enemigo”. Las órdenes de Schera eran absolutas. Hasta que dejaran de respirar, continuarían matando y matando. Incluso si cinco lanzas perforaran sus torsos, la caballería continuaría la batalla. Avanzaron hacia delante mientras perforaban, y cortaban las cabezas de la infantería enemiga frente a sus ojos.
Entonces, de ellos, los que morían lo hacían riendo.

『 ¡Mayor! ¡Tropas enemigas detrás de nosotros! ¡Sus números son de aproximadamente 1,000! 』

『 ¡Mátenlos a todos! Katarina, ¡Toma la mitad y avanza! ¡Encuentra a Konrad! ¡Sé valiente y sumérgete en el fuego! ¡Encuéntrate conmigo después! ¡Los mataremos a todos, hasta el último! 』

Ella arrojó un cadáver y explotó. Los bosques estallaron en llamas rojas. Los emboscadores escaparon afuera, incapaces de soportarlo.

『 ¡Si Mayor! ¡La teniente segundo Katarina avanzará! 』

Katarina y los soldados de caballería que quedaron a su mando, siguiendo las instrucciones, marcharon hacia el fuego. Al verlos desaparecer, Schera se dio la vuelta y se enfrentó a la unidad de persecución. Un hombre que parecía ser el comandante enemigo hizo una postura con su espada y habló.

『 ¡Ríndanse en silencio! ¡Ya no pueden escapar! ¡Lancen sus espadas y desmonten! ¡Inmediatamente!

Detrás de Schera ardían los fuegos del infierno. La bandera negra estaba brillantemente iluminada por el brillo de las llamas.
Mientras enseñaba sus dientes, la diosa de la muerte sonrió ferozmente. Junto a ella, los soldados de caballería alzaron sus lanzas y se formaron en filas.

『 Mi caballería continuará luchando incluso cuando mueran. Por supuesto que yo también lo haré. Correcto, ¿Qué dices?

『 ¡VIVA LA CABALLERÍA DE SCHERA! ¡¡VICTORIA A LA GRAN COMANDANTE SCHERA!!

Todos los miembros blandieron las banderas de batalla aún más alto y cantaron al unísono. Al ver ese extraño espectáculo, los soldados de persecución se detuvieron en seco.
Había algo extraño sobre estos tipos. Correcto, eran como soldados que se habían resuelto a morir. No tenían miedo a morir, por lo tanto, les molestaban los vivos y los arrastrarían al infierno. Luchando contra este tipo de enemigos…. Los perseguidores no querían morir en este tipo de lugar.
Las manos de los soldados temblaban, el Líder del Pelotón estaba incluido. El temblor de sus cuerpos no se detuvo. Oh, ¿por qué vinieron a perseguir a estos tipos? Ellos maldijeron su propia desgracia.

『 ¡Muy bien! ¡Entonces no perderemos! ¡Incluso si el Ejército del Reino es derrotado, continuaré luchando! ¡Te pondré en tu lugar! 』

『 ¡MUERTE A LA ESCORIA! ¡¡MUERTE AL EJÉRCITO REBELDE!! ¡¡¡MUERTEEEE!!! 』

 

『 ¡N… No se acerquen! 』

『 ¡¡Son monstruos!! ¡¡Estos tipos son monstruos!! 』

『 ¡¡Es la muerte, la Muerte se acerca!! ¡¡CORRAN!! 』

La unidad de persecución que era inmensamente superior estaba completamente desmoralizada, y comenzaron a huir, cayendo en un estado de pánico. Desde atrás, la unidad de caballería comenzó a atacarlos. Las banderas del Ejército de Liberación fueron pisoteadas y las lanzas perforaron la parte posterior de las cabezas de los soldados rebeldes.
Un contraataque unilateral estaba comenzando.

En el capturado Castillo de Belta, sintiendo que había algo que iba mal, Diener había enviado a los soldados desplegados al norte y al sur como una unidad de persecución. Debido a la abrumadora superioridad numérica, finalmente condujeron a Schera y su caballería a los bosques… no sin sufrir innumerables bajas. Con tantos sacrificios, realmente no parecía una operación de limpieza. No hubo estrategia. A través de una violencia abrumadora, cada persecución era repelida.

Diener reconoció que había juzgado mal el poder de Schera, y por lo tanto, estaba aún más convencido de que tenían que matarla aquí.

『 ¡¡Maten a la diosa de la muerte!! ¡Ella será una fuente de maldad si se escapa de aquí! ¡¡Asegúrense de matarla!! 』

『 ¡S-señor Diener, por favor, cálmese! 』

El ayudante de Diener lo contuvo. Los generales cercanos también estaban mudos de asombro ante este lado desconocido de Diener.

『 ¡¿Qué me calme?! ¡No me jodas! ¡No me calmaré! ¡No puedo calmarme ante algo como esto! 』

『 Sir Diener, cálmese. El castillo de Belta ya ha caído. ¿No va esto según su plan? 』

Diener tampoco le prestó atención a Behrouz.

『 ¡”Eso” no puede quedar vivo! ¡Si “eso” se escapa de aquí, se derramará aún más sangre del Ejército de Liberación! 』

Cuando pensó que se retirarían aprovechando al máximo la movilidad de la caballería, resulta que lo atacaron. Además, era un método de ataque irreflexivo sin importarles su propia muerte. Él no aceptaría tal método de lucha. Él no podría aceptarlo. Es por eso que necesariamente mataría a esa cosa aquí. El Ejército de Liberación era todo de Diener. Que Schera esté matándolos como gusanos… no podía dejarla con vida.

『 ¡Envía a la Caballería de Fynn el león! ¡Estrictamente ordene que mate incondicionalmente a esa cosa! 』

『 ¡Sí, lo haré! 』

El mensajero se escapó apresuradamente.
Mientras se mordía las uñas, Diener continuaba con los ojos inyectados en sangre mientras miraba a las fuerzas de la Muerte.

*****

 

Katarina se había encontrado con la unidad de Konrad. Schera estaba jugando con el Ejército de Liberación mientras continuamente golpeaba y huía. Utilizando la oscuridad y su movilidad, ella repetidamente cambiaba de dirección, realizando ataques de pinza desde la izquierda y la derecha como si los dos grupos estuvieran en un entendimiento constante. A pesar de sufrir inmensas bajas, el Ejército de Liberación continuó su tenaz persecución.
Ahora unidos por la caballería liderada por Fynn, finalmente comenzaron a recuperar la compostura. Fue a través de este valiente comandante que estaba al frente del ejército y comandándolos que habían recuperado la calma. Mientras aislaba y cortaba la coordinación, Fynn aplastaba a cada soldado del Reino.

『 Ustedes han luchado bien, han hecho suficiente. Por favor arrojen sus espadas y ríndanse. Absolutamente no lo trataremos mal, lo garantizo. 』

Fynn aconsejó rendirse al enemigo acorralado. Frente a sus ojos había diez caballeros cubiertos de rojo. Se habían separado del grupo principal de Schera, y en una situación tan inesperada, habían decidido por sí mismos mantener su formación. En sus lanzas se ensartaron los cadáveres de los milicianos del Ejército de Liberación. Su bandera negra estaba empapada de sangre, y emitió un resplandor viscoso y repugnante.

『 ¡No hay rendición para la Caballería de Schera! ¡No hay derrota para los seguidores de la muerte! 』

『 ¡Larga vida a la comandante Schera! ¡La muerte no existe para la caballería de Schera! ¡Continuaremos viviendo junto a Lady Schera! 』

Respondieron los soldados de caballería, sin preocuparse. Sacaron sus lanzas de los cadáveres de los milicianos, y volvieron su sed de sangre hacia Fynn. Al ver eso, el ayudante de Fynn, Milla, dio una advertencia.

『 Estos tipos, están dementes. La persuasión es imposible, creo. Son peligrosos. 』

『 Entonces parece que no hay forma de ayudarlos, pero hagámoslo. 』

Cuando Fynn dio la señal, formaron filas y rodearon a los soldados de caballería. Los diez soldados de caballería que no mostraban ningún miedo comenzaron su ataque final contra Fynn.

『 ¡Coronel Fynn! 』

『 No hay ningún problema. 』

『 —–!! 』

Intercambió empujones agudos y se inclinó con un contador. Al mismo tiempo, se retiró, barrió y derribó al jinete del caballo. Los otros jinetes también fueron asesinados a manos de las lanzas de los soldados de infantería.
Cada soldado enemigo agarró sus lanzas con fuerza, mostrando su voluntad de luchar, hasta el final. Mientras les quedara energía, probablemente continuarían luchando de nuevo.

『 ¡Tú, muere de una vez! 』

『 ¡Todavía están respirando! ¡Terminemos con ellos! 』

『 ¡¿Son estos tipos algún tipo de monstruos?! 』

Tras haberles dado el golpe final, Fynn y la infantería decidieron dirigirse al siguiente lugar.

『 ¡Vengan, vamos hacia el próximo… ¡¿–?! 』

Detrás de su espalda, un soldado de caballería que debería haber sido asesinado saltó y se precipitó hacia adelante, tratando de cortarle la arteria carótida. Fue el soldado de caballería quien había sido apuñalado en el corazón antes. Él no debería haber sido capaz de moverse, y sin embargo.
Fynn forcejeó, tratando de quitárselo, pero debido a su absurda fuerza, no lo hizo como a él le hubiera gustado. La impaciencia se mostró en la cara de Fynn por primera vez.

『 ¡¡¡VICTORIA PARA LA GRAN SCHERA!!! 』

『 ¡Coronel Fynn! ¡¡Tú, suelta al Coronel!! 』

Milla lo desgarró por la fuerza y ​​le cortó la cabeza con su espada.
La respiración de Fynn era irregular, y él miró el cadáver. La cara del cadáver, liberada de su casco, tenía una sonrisa espantosa.

『 …… Tú… Me salvaste, Milla. Como enemigo, qué terrible son. Su instinto de lucha es tal que intentan matar al enemigo incluso cuando están muriendo. Ellos parecen ser la Caballería de la Muerte. 』

『…… ¿Qué los estimula en tanta medida? No parecen valorar tanto al Reino. 』

『 ¿Quién sabe? Yo personalmente no. ¿Tal vez el encanto de su comandante? 』

Fynn hizo un pequeño suspiro y reanudó la persecución. Las campanas de advertencia estaban sonando, sus instintos le decían que no debería meterse con la Diosa de la Muerte. Él sofocó eso y avanzó hacia una oscuridad sin ningún rastro de luz. La inquietud se podía ver en las caras de los soldados. Estaban bajo la audaz y resuelta insignia del león; sin embargo, la oscuridad estimuló su miedo. No sabían cuándo, desde dentro de la oscuridad, una guadaña los alcanzaría. Sostenían antorchas como si realizaran un exorcismo, y marcharon dentro de la quietud… mientras rezaban para que la muerte no los tomara.

*****

La noche terminó y la persecución continuó incluso después de que cruzaron los bosques. La unidad de Konrad estaba totalmente agotada y no podía seguir luchando. Por otro lado, la unidad de Schera continuó su marcha, sin romper la formación. Si aparecía un enemigo, cambiarían el curso e interceptarían; después de obligarlos a retirarse, volverían a formarse nuevamente.
El Ejército de Liberación había organizado 5.000 unidades de persecución y avanzaron al Área de Canaán para matar a la Diosa de la Muerte.
Por otro lado, Yalder en el Fuerte Roshanak, escuchó noticias de los movimientos enemigos a través de sus exploradores desplegados.

『 Hay que repeler a las tropas enemigas e inmediatamente rescatar a los aliados. 』

Haciendo a un lado a un oficial que lo detuvo, él personalmente lideró a 4.000 hombres y lanzó un ataque sorpresa en los flancos del Ejército de Liberación en una formación de columna. A medida que su formación se extendía en una línea, se dividieron y cargaron contra el enemigo.
Al encontrarlos, la unidad de Schera también cargó decisivamente de nuevo. Golpearon a fondo la unidad de persecución y los derrotaron.
Las fuerzas sobrevivientes del Cuarto Ejército fueron 2,000. Al salir del castillo, los soldados que habían sumado 5.000 se redujeron a 2.000.
Estos hombres, que habían pasado por el infierno, finalmente entraron a la Fortaleza Roshanak mientras recibían la ayuda de Yalder.
Todos habían sufrido alguna herida, y su apariencia personal estaba deteriorada. Fue un milagro que llegasen tan lejos.

『 Sin las acciones de la Mayor Schera, estos hombres probablemente no habrían llegado a Canaán. Este trabajo extenuante, es muy apropiado para una Diosa de la Muerte. 』

El general Yalder cantaba alabanzas a la laboriosa batalla de la Mayor Schera. A pesar de tener heridas, Konrad que había sobrevivido también expresó su agradecimiento. Había elegido correctamente la elección de la Muerte, y había aprovechado su buena fortuna.
Al mismo tiempo que se decidió el ascenso de Schera a Teniente Coronel, se le confirió la Medalla del Caballero del Reino. Eso no tuvo precedentes ante este tipo de derrota.

Schera lo recibió apropiadamente. A ella no le importaban las medallas, y lo que quería ahora era algo completamente diferente. Después, recibió un banquete especial que Yalder había preparado, y finalmente tuvo una sonrisa satisfecha.

『 Todos, todos ustedes realmente han luchado bien. Los soldados que no están aquí con nosotros, estarán siempre conmigo. Por lo tanto, tengo que comer su parte. 』

Schera murmuró para sí misma mientras movía su cuchillo y tenedor. La única que podía oírla era su ayudante, Katarina que estaba a su lado.

『 ¿Qué dice, Teniente coronel? 』

Con curiosidad, Katarina le preguntó a Schera.

『 No, nada. Solo come, no me molestes. Este es el privilegio de los vivos. 』

『 S-si, señor. 』

*****

 

1.500 quedaron de la Caballería de Schera. Todas las fuerzas del Fuerte Roshanak: 7,000.

El general Yalder, cuando decidió enfrentarse con el Ejército de Liberación aquí en Canaán, recibió un mensajero de la Capital Real.
El mariscal de campo Sharov directamente apeló al Reino e hizo que aprobaran enviar la mitad del Primer Ejército, 50.000 hombres, al Área de Canaan. Ellos dividirían cada cuerpo en unidades más pequeñas, y enviarían fuerzas continuamente.
Por cierto, el Oficial de Estado Sidamo había escapado del Castillo de Belta, y una vez más tomó su lugar como asistente de Yalder en Roshanak. Se había disfrazado de simple soldado, y al encontrar una oportunidad, se había escapado.
Al presenciar la caída de Belta, el Imperio, creyendo que había llegado el momento, proclamó una declaración de guerra contra el Reino. Comenzaron a marchar hacia el noroeste del Reino. Se pusieron a capturar la línea de fuertes en su camino. La temporada ya era a principios de otoño, y trataron de capturarlos en las primeras etapas antes de que comenzara el crudo invierno.
Enfrentándolos estaba el Quinto Ejército del Reino. Eran un sólido Cuerpo de Ejército con hombres nacidos en el noroeste del Reino, y su unidad era extraordinariamente dura.
Tenían fuertes sentimientos anti-Imperiales, y un enviado para asesorar a la rendición fue ejecutado en el acto antes de que siquiera abriera la boca.

 

En el área sur del Reino adyacente a la Unión estaba el Segundo Ejército del Reino arraigado en el lugar. Era por naturaleza un área con fuertes sentimientos de independencia, y en el momento en que el Segundo Ejército se fuera, era seguro que los señores feudales se rebelarían.
El atado comandante del Segundo Ejército solo podía apretar los dientes, viendo la contienda desde lejos.

 

Mientras, el Ejército de Liberación que había tomado el control del Área de Belta, tenía que elegir. ¿Pretenden capturar Canaán y tomar el camino recta hacia la Capital Real? O miran más allá de la subyugación de la Capital Real y buscar capturar el área sur, donde había signos de independencia.
O tal vez, ¿seguir adelante y hacen las dos cosas?
Todo, dependería de la decisión de la joven líder del Ejército de Liberación, Alturia.
Habiéndose convertido en traidor del Ejército del Reino, Vander había abierto las puertas del castillo de Belta, y aprovechando la confusión, había tenido éxito en tomar la cabeza del general David. Reconociendo este éxito, fue recibido por el Ejército de Liberación y recibió rango de capitán. Ingresó bajo las órdenes de Diener, y se decidió que lideraría a los antiguos soldados del Reino que se habían rendido.

『 Capitán Vander. Escuché que estaba bajo las órdenes de la comandante Schera como su ayudante. 』

『 Señor-, eso es correcto. 』

『 …… Hay algo que me gustaría preguntarte. No mientas, y dime la verdad. ¿Entendido?』

『 Ya soy un hombre del Ejército de Liberación. Diré todo lo que sé. 』

Diener decidió obtener información sobre Schera. Él quería hasta el más trivial de los detalles. La personalidad, el pensamiento y el método de liderazgo de la Diosa de la Muerte los captaría y comprendería, y en la próxima batalla los usaría. Claro, el Castillo de Belta había caído, pero individualmente, había perdido esta batalla.
Él no lo había logrado; había dejado escapar a Schera. Él había querido matar a esa molesta Diosa de la Muerte.

La mataría la próxima vez. Sin fallar. Diener interrogó a Vander, mientras ocultaba su creciente deseo de matar


Anterior|Indice|Siguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s